Conoce el Hormiguero para Reinas: Birth

Introducción

Si en algo estamos de acuerdo los criadores de hormigas es que la fundación es uno de los momentos más críticos para una colonia de hormigas. No importa la especie, si la fundación no es correcta, la reina o colonia tendrá problemas para desarrollarse o simplemente morirá.

Normalmente para especies sencillas se suele utilizar un tubo de ensayo con agua y algodón, sencillo, barato y funcional... ¿O tal vez no?

El problema

Si nos ceñimos a lo más básico y general, la mayoría de especies claustrales inician su fundación excavando unos centímetros bajo tierra y enterrándose, creando un diminuto y comprimido espacio no apto para claustrofóbicos. Si lo piensas, tiene mucho sentido, es más fácil tener controlado muy poco espacio que mucho, lo que hace que las reinas se sientan cómodas y seguras hasta que salgan las primeras obreras. Ya disponen de los nutrientes necesarios para sacar adelante estas primeras obreras, por ello siempre se mantiene enterrada, totalmente a oscuras y tranquila.

Ahora echemos un vistazo al tubo de ensayo, empezamos con un material liso al que algunas especies y larvas tienen problemas para agarrarse bien. Dependiendo la tienda, los tubos que te enviarán en proporción a la reina serán demasiado grandes, por lo que les causará problemas de estrés, que se traducen en comerse los huevos constantemente e incluso morir. Luego tenemos el "sistema de humedad", con el que tenemos cero control y una alta probabilidad de que el algodón genere hongos o se acabe el agua y tengamos que mudarla a otro tubo... adivina que, más estrés. Su sistema de humedad es bastante ineficiente e impredecible, pues no siempre las hormigas pueden beber, no siempre pasa la humedad y bueno... no hablemos de las inundaciones. Y por último, la mudanza, tienes suerte si puedes conectar el tubo de ensayo de forma sencilla al hormiguero sin usar 1kg de cinta, momentos en los que es muy probable que algo salga mal y causar más problemas de estrés a la colonia.

La solución

Aquí es buen momento para introducir nuestro hormiguero para reinas y pequeñas colonias; el Birth. Un hormiguero con el único propósito de ser una alternativa funcional y segura del tubo de ensayo.

Empezamos con dos diseños de galerías; de una y de dos galerías, para la mayoría de especies usaremos el de dos galerías, pues otorgan más seguridad a la reina y unos gradientes de humedad más concentrados.

El sistema de humedad HydroX, que no solo es extremadamente eficiente, sino que permite a las hormigas beber en todo momento sin dificultades.

Una tapa roja para hacer sentir a la reina que está a oscuras en todo momento y poder observarla sin causar estrés.

Patas con base antideslizante y antivibración, como ya dijimos, el estrés es muy malo para las reinas y haremos lo posible para evitarlo.

Una conexión modular para una fácil ampliación a más módulos, como un pequeño forrajeo para alimentar a las primeras obreras o en el caso de una reina semiclaustral. Por esto recomendamos adquirir el Kit de Inicio de Colonia para disponer de este módulo de forrajeo junto al Birth de manera más económica.

Y para que las hormigas tengan un buen agarre y estén sobre un material lo más natural posible, los módulos están fabricados con un material mate rugoso, que da un mejor agarre a las hormigas y larvas. Con el añadido mate que evitará los reflejos de luz.

Conclusión

Por ello, si estás pensando en criar a una hormiga reina o una pequeña colonia de hormigas, te recomendamos que uses el Birth, la alternativa eficiente y segura de los tubos de ensayo, testado en múltiples especies de todo el mundo.

1 comentari

  • Tras probarlo en las pilicornis y ver la aceptacion que tubo he comprado otros 6 para ir metiendo reinas, es una pasada y hace mas facil las tareas de cria y mantenimiento…. Yo le doy un 10

    Ants_Valladolod

Deixar un comentari