Aprende a Criar a una Hormiga Reina en sus Inicios

INTRODUCCIÓN

Pese al arduo esfuerzo de la comunidad de criadores e influencers, siguen muriendo muchísimas reinas en sus primeras etapas, normalmente por desinformación o mala recomendación.

En mi caso, recibo mensajes diariamente sobre estos casos. Reinas o pequeñas colonias, introducidas en hormigueros demasiado grandes o alimentadas con.. bueno, os sorprendería lo creativos que pueden ser algunos.

Por la parte de creador de contenido, suelo recibir mensajes del estilo "Mi reinas no pone huevos o se los come", "Están creciendo muy lento", "No paran de morir obreras", "La reina sale del forrajeo y actúa rara". Y en la mayoría de casos, la colonia muere pocos días después

Por parte de la tienda recibo comentarios como "¿Qué puedo hacer para que estén mejor?", "Las he pasado a un hormiguero demasiado grande... ¿Qué hago?", "Me ha llegado mi hormiga reina, ¿Qué le doy de comer?". Entiendo que en este caso haya una cantidad mayor de preguntas, es una de las razones de esforzarse tanto en crear una comunidad de la propia tienda, anticiparnos a los problemas.

En este pequeño post, os hablaré sobre los cuidados que debe tener la reina desde su apareamiento hasta sus primeras obreras, de una forma más detallada tras hablar con diversos mirmecólogos.

Pero es importante conocer un poco de teoría para conseguir esto, ya que la información es poder.

FUNDACIÓN DE UNA COLONIA Y SU CRECIMIENTO

LA FUNDACIÓN

Cuando una reina es fecundada por uno o varios machos, sueltan sus alas de las suturas usando sus patas traseras y medias. Durante las próximas semanas, los músculos alares se metabolizan y se convierten en huevos, así como en alimento para criar el primer lote de larvas. Los nutrientes pueden envasarse en huevos tróficos (huevos que no pueden desarrollarse pero se utilizan exclusivamente como alimento), secreciones salivales especializadas, o ambas. 

La conversión de los tejidos corporales en alimento para las larvas fue un avance vital evolutivo en las Formicidae. Wheeler sugirió que la fundación semi claustral (donde la reina todavía sale del nido para obtener parte del alimento) es el estado primitivo y la fundación totalmente claustral surgió de él.

Esto es muy importante, pues la alimentación o no alimentación de nuestra reina dependerá de su tipo de fundación. En el caso de España, la gran parte de especies son totalmente claustrales, por lo que no necesitan ser alimentadas si no tienen obreras, de hacerlo, puede generar estrés a la hormiga que podría derivar en los problemas anteriormente mencionados.

EL CRECIMIENTO EXPONENCIAL

Las primeras obreras producidas por la reina suelen ser "nurses", es decir, formas minimalistas más pequeñas que las obreras más pequeñas de colonias más antiguas de la misma especie.

Algunas características que presentan estas nurses son:

  • Tímidas en su comportamiento, pero realizan las mismas tareas que las trabajadoras de edad avanzada.
  • En algunas especies con veneno, estas pueden tener composiciones diferentes.
  • En especies polimórficas, las nurses poseen la estructura anatómica básica de las casta minor.
  • Las obreras Major no suelen aparecer, y cuando lo hacen, suelen ser de media más pequeñas.

Las nurses son un fenómeno universal en las hormigas, apareciendo tanto en "hormigas evolutivamente avanzadas" como en especies primitivas como Myrmecia.

Las nurses son vitales para la supervivencia de la reina, y deberás asegurar su correcto mantenimiento si quieres que la colonia salga adelante. Pues estas pequeñas obreras, serán las encargadas de criar la segunda generación de obreras, ya que la reina se ha quedado sin fuerzas, por lo que si estas mueren, la probabilidad de que la reina muera es muy alta.

Además de esto, se cree que hay una relación entre la probabilidad de supervivencia, el número de obreras en la primera tanda y su peso medio. Las investigaciones mostraron que un peso muy bajo de las obreras junto a un número aproximado de 10 obreras tuvieron la mayor tasa de supervivencia.

Mientras existan las nurses, deberemos tener cuidado con los alimentos que proporcionamos, ya que estas son energéticamente más caras para su mantenimiento y evitarán los conflictos o situaciones que detecten como riesgosas.

Por lo que en una colonia claustral con nurses alimentaremos con una gotita a la semana de agua con azúcar o Sunburst para los carbohidratos (energía) y un trozo PEQUEÑO de insecto muerto sin movimiento o previamente congelado una vez a la semana en caso de encontrarse larvas en la colonia y en caso contrario cada 2-3 semanas.

En el caso de colonias semi claustrales SIN nurses, proporcionaremos una vez a la semana un poco de agua con azúcar o Sunburst junto a un pequeño trozo de insecto del tamaño de la reina o menos. Una vez salgan las nurses, mantendremos la rutina hasta ver que demandan mayores recursos al forrajear más, pues suelen ser propensas a los ácaros.

EL CUIDADO DE LAS LARVAS

Las obreras de la colonia están presentes durante todas las etapas de la prole para cuidarla, tanto huevos, como larvas y pupas. Las obreras se dedican a lamer y transportar la prole, colocar larvas en presas, ayudar a las larvas a mudar, cubrir las larvas de tierra para facilitar el hilado del capullo, ayudar en la eliminación de meconio al comienzo de la pupación y quitar el capullo tras la eclosión.

Todo esto requiere que la colonia esté en buenas condiciones (espacio disponible, humedad, agua, carbohidratos, proteínas, estrés...), es de lo que nosotros, los criadores, debemos encargarnos.

CONCLUSIÓN

Hemos visto dos tipos de fundación en la que basaremos los cuidados iniciales de nuestra hormiga reina:

  • Totalmente claustral: No se la deberá alimentar, ya que esta posee todos los nutrientes necesarios para sacar adelante la primera generación de nurses. Es importante que dispongan siempre de una fuente de agua pura. Además de esto, suelen habitar en espacios muy pequeños y totalmente cerrados, por lo que su espacio debe ser muy reducido aunque tenga nurses.
  • Semi Claustral: No suele contar con todos los nutrientes necesarios, y deberemos de proporcionarlos en un pequeño forrajeo, tanto carbohidratos (agua con azúcar o Sunburst), como proteínas (pequeños insectos del tamaño de la reina o menor). Es importante que dispongan siempre de una fuente de agua pura.

También hemos visto la importancia que tienen las nurses para la supervivencia total de la pequeña colonia, y deberemos cuidarlas lo mejor posible, reduciendo sus niveles de estrés, es decir: espacio justo, no mirarlas cada día (recomendamos una vez cada 1 o 2 semanas y sin aplicar luz o vibraciones).

Y por último, las condiciones para el correcto desarrollo de la prole es muy importante, deberemos vigilar los niveles de humedad, temperatura y agua.

En Ant Dimension sabemos lo complicado que puede resultar a veces, causado principalmente por los tubos de ensayo, por eso creamos el Kit Inicio de Colonia. Se trata de un hormiguero con un pequeño forrajeo pensado para reinas solitarias y pequeñas colonias tanto claustrales como semiclaustales, con sistema de humedad que permite a las hormigas beber y sistemas antivibración para el estrés.

Si te has quedado con alguna pregunta, puedes unirte pulsando aquí a nuestra comunidad de cientos de criadores, te ayudaremos.

2 comentarios

  • Hola

    Joan Puig
  • Muy formativo! Muy fácil de leer y comprender 💁

    Pablo

Dejar un comentario